Solidaridad

quelindoscuentosescribomientrascamino

“Quizá algún día se cumpla la promesa de la que Marx fue el gran profeta, y entonces el hogar no sólo habitará en nuestros nombres sino también en nuestra presencia consciente y colectiva en la historia y volveremos a vivir en el corazón de lo real.”

John Berger

El amor tiene la fortuna de convertirse en cualquier cosa en el momento preciso. En árbol, en canción, en sonrisa, en oscuridad y agua. El amor que miro desde mi ventana tiene un tronco grueso que recorre su medida hacia el viento, el sol y la luna; nos arropa con música cada noche, y en la madrugada invita en su centro a los pájaros viajeros. Estos conciertos al alba nos despiertan poco a poco y suavemente hacia la geografía oculta bajo la piel de nuestros pies.

Y migramos.

Escondidos entre las plumas de un jilguero y una reinita estriada, volamos en espiral…

Ver la entrada original 206 palabras más

Anuncios
Estándar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s