Dos de octubre

quelindoscuentosescribomientrascamino

He querido sentarme a escribir sobre este día desde hace muchos. El insomnio que me visita cada noche sirve de libreta de papel y cuando el sueño llega por fin, despierta más tarde con el regalo del olvido de todas las frases hiladas al alba.

Luego llega el día y con él, el trabajo incesante de mi cuerpo en gestar otra vida. La luz del sol se ocupa solo de la fotosíntesis que sucede bajo mi piel y alimenta a un nuevo ser.

He querido escribir sobre todas las lágrimas que me han visitado cuando investigando he encontrado la raíz de todos nuestros dolores y nuestros desencuentros. De cómo hace ciento treinta años alguien con la boca llena de palabras sagradas se atrevía a borrarnos de la historia a todos aquellos que teníamos “sangre de la tierra”, es decir a todos los que en sus anales llamaron con nombres tan…

Ver la entrada original 229 palabras más

Anuncios
Estándar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s