¡BUEN VIAJE A UN PEQUEÑO-GRANDE!

El Cuenco de Baubo

Eduardo Galeano

por AnA

Vecino del barrio Malvín, montevideano, no era difícil verlo caminar por sus veredas. Este escritor poeta, y ‘decidor’ pausado y elegante, dejó su barca y emprendió su vuelo de AGUA sideral. Eduardo Galeano nos regaló momentos trascendentes y emocionantes, que permitieron arraigar en nuestro corazón a personalidades destacadas de América Latina y a infinidad de seres anónimos que crearon un bosque frondoso, inspirador, creativo, humanista y rebelde.

Su presencia literaria ha dejado huella en millones de almas. Sus frases han cimbreado la InterRED, en su trama y su urdimbre, de forma viral. Con sus fueguitos encendió la sangre la creencia. Con sus abrazos resquebrajó corazas viejas. No le tuvo ni un poquito de miedo a la ternura, y en esto fue Maestro. De dignidades supo regar la vida, rescatando a personajes despreciados, olvidados, marginados, sobre todo a la mujer, sobre las cuales versa su último libro publicado por la editorial española Siglo…

Ver la entrada original 50 palabras más

Anuncios
Estándar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s