La divina impermanencia

Un viaje hacia el corazón

© Aina Climent Belart © Aina Climent Belart

Todo pasa y todo queda, pero lo nuestro es pasar, pasar haciendo caminos, caminos sobre la mar. A. Machado.

El verano pasado fue para mí un tanto complicado porque murió mi madre. Al mismo tiempo, una persona muy allegada a mí se encuentra desde hace varios meses en un proceso de enfermedad terminal. Estos hechos coincidentes me llevaron a una noche oscura al confrontarme, no solo con la impermanencia, la vulnerabilidad y las pérdidas en general, sino con mi propia muerte y, como no podía ser de otra forma, también con la vida. Una vez más, tomo plena consciencia de la impermanencia de todos los fenómenos y la finitud de toda existencia.

Todo es efímero y transitorio, nada permanece, todo se desvanece. Como dice Eckhart Tolle: “Incluso el Sol morirá”. Esta verdad puede generarnos incertidumbre y angustia existencial. Ahora bien, en realidad tomar conciencia de…

Ver la entrada original 1.596 palabras más

Estándar

La entrega del corazón

Un viaje hacia el corazón

Erte_ACJZ Cuando los pares de opuestos se unen, algo divino sucede. Jung 

Muchos sabéis de mi fascinación, tanto cuando escribo como en consulta, por el proceso de individuación, integración y maduración en el que uno decide hacerse cargo de sí mismo, desarrolla sus propios recursos y aprende a sostenerse a nivel emocional y económico como etapa previa y requisito necesario para relacionarse íntimamente con un otro significativo. Si bien es cierto que suelo hacer hincapié en la integración del niño interior y la parte adulta que forman un ocho, hoy quiero escribir sobre el símbolo del infinito, que representa la relación, la eternidad, el lazo de amor espiritual también llamado santo ocho. El vínculo que une a las parejas: el nosotros.

Suelo decir que cuando uno se centra en sí mismo y se ocupa de su parte emocional la energía fluye por su ocho, la relación se da sola…

Ver la entrada original 1.745 palabras más

Estándar

Travesía

quelindoscuentosescribomientrascamino

Ha llovido desde anoche, desde ayer, desde hace dos días, y continúa lloviendo. Yo había aprendido a amar un cielo siempre azul en donde casi nunca asomaban las nubes grises cargadas de agua.

Ahora esta lluvia, con su oscuridad, todo lo ilumina. Hace que mañana -o en un instante- las hojas de los árboles sean más verdes y la distancia que separa mis ojos de los cerros sea más corta.

Por primera vez amo a esta lluvia sin consuelo que amenaza canales y terrazas, que detiene el tráfico y llena los huecos de las calles mal hechas, que enferma al incauto y ayuda a las flores.

No es la primera vez que amo la tierra en donde cae toda esta agua, pero casi siempre al recuerdo de este amor profundo le ha precedido la travesía.

Ahora esta lluvia, con el silencio que abre en un día de guardar, trae a…

Ver la entrada original 34 palabras más

Estándar

¡YA!

El hueco educativo

2948902103_659c4a29a4_zEn la década de 1930, Hans Selye –hijo del cirujano austriaco Hugo Selye–, observó que todos los enfermos a quien estudiaba, independientemente de la enfermedad que padecieran, presentaban síntomas comunes: fatiga, pérdida del apetito, bajada de peso y astenia, entre otras posibles sintomatologías.
Por ello, Selye llamó a este conjunto de síntomas el síndrome de estar enfermo. El estrés.


Cuando sonó la alarma del móvil María se encontraba justo en ese momento del sueño donde mejor se sentía ¡No fallaba! A veces tenía la sensación que sus sueños y la alarma del móvil eran enemigos. Si es una pesadilla no os preocupéis, que la maldita alarma nunca sonará ¡Que sufra! ¡Que lo viva! Sin embargo, si es un sueño bonito, parece que la alarma está esperando el mejor momento para… brrrrr.

Abre los ojos como puede, agarra el móvil con cierta dificultad, y apaga la alarma. Puede ver entonces…

Ver la entrada original 1.154 palabras más

Estándar

“Se supone la llegada de un hijo debiera ser una bendición”

El blog de Nacimiento & Crianza

Post by Leslie PowerImagen

Soy una mujer afortunada, producto de todo lo que fui, de lo que me pasó, de lo vivido, hoy puedo mirar, escuchar, abrazar, leer a miles de mujeres. ¡Tengo mucha suerte!

Una de ellas me escribe por in box de facebook: “se supone la llegada de un hijo debiera ser una bendición pero todo lo que siento está mal, está lejos de ser eso …”

Bueno, eso es lo que nos han dicho. Pero para muchas, la verdad de las verdades, es que a veces, la llegada de un hijo, incluso la noticia del embarazo transforma todo lo que veníamos armando, en un caos.

¿Por qué?

Porque fuimos construyendo identidad según los deseos y discursos de nuestros padres, y nosotras por simple necesidad mamífera de amor, obedecimos, despojándonos de la posibilidad de satisfacer lo que realmente deseábamos para nosotras. Y ahora de grandes acostumbradas a escuchar…

Ver la entrada original 584 palabras más

Estándar

“Compra” experiencias, no posesiones

Ventura Sensitiva

“Nuestro destino nunca es un lugar, sino una nueva forma de ver las cosas” – Henry Miller.

Tienes dinero pero no eres completamente feliz.

Tienes una buena casa, un coche aceptable, un trabajo estable y mucha ropa.

Tienes esos caprichos llamados relojes o consolas.

Pero, ¿qué tienes en realidad?

Dime algo, ¿qué has hecho con la última camiseta que compraste? ¿La sigues llevando o ya te has deshecho de ella por la simple razón de que no está a la moda?

Y ese viejo móvil que tenías, como ya no cumple con tus expectativas ahora tienes el último modelo, ¿pero le sacas todo el partido a dicha compra? ¿O te centras solo en Whatsapp y las redes sociales, como venías haciendo con el anterior?

¿Qué sentido tiene entonces una renovación constante de todas nuestras cosas?

Y es que nos acostumbramos a nuestras posesiones, y lo que una vez nos pareció…

Ver la entrada original 1.058 palabras más

Estándar

Solidaridad

quelindoscuentosescribomientrascamino

“Quizá algún día se cumpla la promesa de la que Marx fue el gran profeta, y entonces el hogar no sólo habitará en nuestros nombres sino también en nuestra presencia consciente y colectiva en la historia y volveremos a vivir en el corazón de lo real.”

John Berger

El amor tiene la fortuna de convertirse en cualquier cosa en el momento preciso. En árbol, en canción, en sonrisa, en oscuridad y agua. El amor que miro desde mi ventana tiene un tronco grueso que recorre su medida hacia el viento, el sol y la luna; nos arropa con música cada noche, y en la madrugada invita en su centro a los pájaros viajeros. Estos conciertos al alba nos despiertan poco a poco y suavemente hacia la geografía oculta bajo la piel de nuestros pies.

Y migramos.

Escondidos entre las plumas de un jilguero y una reinita estriada, volamos en espiral…

Ver la entrada original 206 palabras más

Estándar